Caminar: El Ejercicio de las Grandes Mentes

6 septiembre 2017
Mejorar la productividad en todos los aspectos de nuestra vida es algo que probablemente usted – y quizás la mayoría de las personas – quisiera tener, ya que esta capacidad para producir cosas, tareas, trabajos, acciones, entre otros; es lo que nos puede ayudar a alcanzar nuestro bienestar personal y hacernos responder ante las exigencias laborales, lo que es igual que lograr nuestro máximo potencial y tener éxito en lo que nos propongamos.

Sin embargo, esto es un poco difícil de conseguir en los tiempos que nos encontramos, donde estamos constantemente bombardeados de tantos estímulos, principalmente tecnológicos, que no nos permiten tener momentos de introspección y, por ende, trabajar la creatividad y otros pensamientos.

Difícil pero no imposible, y la respuesta está en: caminar.

Así como lo lee, incluir cortas caminatas a nuestro diario vivir puede mejorar nuestra productividad por sus efectos positivos en nuestro estado de salud general, sus beneficios en nuestro cerebro y repercusiones en nuestros pensamientos.

Beneficios para su salud

Caminar activa el bombeo de sangre en el cuerpo hacia todos nuestros órganos. Esto en nuestro corazón resulta en una aceleración moderada del ritmo cardíaco; un ejercicio para todo sistema circulatorio, que practicado con regularidad, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, controla la presión arterial y disminuye los niveles de colesterol malo (LDL).

Por otra parte, producto de la oxigenación causada en su cuerpo por este bombeo de sangre y sus respiraciones, caminar aumenta sus niveles de energía, sintiéndose más alerta o vivo, sirviendo como método liberador del estrés.

¿Sabía qué?: Caminar media hora adelgaza más que correr o ir al gimnasio.

Utilidad en su vida profesional

Grandes mentes de la industria de la música, tecnología, de las artes e incluso de la física han utilizado las caminatas como el as bajo la manga cuando se han visto en la necesidad de apaciguar su mente, ejercitar su cuerpo y promover su creatividad.

El fallecido Steve Jobs, por ejemplo, era notoriamente conocido por sus caminatas en Palo Alto, California, donde la compañía Apple tiene su sede. Y lo mismo se ha escuchado de Mark Zuckerberg, al cual le gusta que sus primeras reuniones sean en movimiento por la naturalidad que estas aportan además de que implican un momento lejos de la oficina y de sus posibles distracciones.

“Uno puede ser instruido en la sociedad, uno se inspira solo en la soledad”
Johann Wolfgang Von Goethe – también adepto a caminatas eventuales para motivar la creatividad

Por otro lado, Charles Dickens a quién se le hacía difícil escribir sin sus preciadas caminatas de 4 o 5 horas de duración, utilizaba este momento para aliviar tensión y buscar información en la ciudad, viendo a las personas en las calles siempre populosas de su Londres natal y quiénes, se dice, encontraba inspiración para sus historias. O como es el caso de Albert Einstein, quién prefería tomar largas caminatas en la playa.

Ludwig Van Beethoven tenía como método favorito para “incubar” sus ideas, tomar una larga caminata a través de los bosques de Viena.

  Beethoven en una escena pastoral por Julius Schmid, imagen de Yucatán Cultura.

Consejos para Incorporarlo a su Rutina Diaria

  • El mínimo recomendado son 30 minutos al día, pero no necesariamente los debe hacer todos en una sola caminata, sino que puede repartirlos en distintos tiempos fuera del trabajo (“breaks”) o tareas del hogar.
  • Si no está cerca de una plaza, parque natural o de la cinta costera, no se preocupe. Salir a dar unos pasos alrededor de donde trabaja, seguramente rodeado de constante movimiento, puede ayudarle igual o más que dar una caminata en un sitio tranquilo y relajado. Le puede ayudar a reducir la ansiedad, mientras observa la vida de la ciudad.
  • Lleve el calzado adecuado para la tarea. No necesariamente debe ser deportivo, pero sí lo suficientemente cómodo para que se sienta bien. No vale la pena salir a caminar cuando, por ejemplo, de lo único que ocupará su mente es cómo pisar para que no le aparezca una herida producto del roce del zapato en el talón, ¿no le ha pasado?
  • Tenga en cuenta el clima de Panamá, con nuestros 8 o casi 9 meses de lluvia al año, no está demás llevarse un paraguas o dinero en efectivo para un taxi de regreso.
El acto de caminar es algo que la mayoría de las personas podrían llamar natural en ellas y es una de las primeras cosas que aprendemos a hacer en nuestra vida. Al no tener gran dificultad ni exigir mucha resistencia física para su práctica, usted puede incluir varios minutos de esta a su rutina diaria.


Si le pareció útil este artículo, le sugerimos leer el siguiente: Efecto Pigmalión: Cómo mejorar la productividad de su equipo

Artículos relacionados