¿Cómo la Sobrecarga de Información y Estar Ocupado está Afectando su Vida?

19 septiembre 2017
La infomanía es un estado en que la persona afectada, ha recibido una sobrecarga de información. Esto se da cuando nuestro cerebro está cansado y no puede procesar tantas cosas al mismo tiempo.

Hoy día, con todos los avances tecnológicos, estamos completamente expuestos a recibir información por todos lados, ya sea por medio de las redes sociales, chats, correos, televisión, revistas, periódicos o vallas publicitarias. Todos estos mensajes nos distraen e inturrumpen nuestro día a día, lo que al final da como resultado ignorar cosas que son, muchas veces, más importantes que la información que estamos recibiendo y procesando.

Probablemente tu hayas sentido esa sensación en algún momento. Estas leyendo tus correos uno tras otro y llega un momento en el que simplemente te dices ¡basta! necesito un descanso. ¿Cierto? Incluso leyendo varios artículos como este puede requerir un muchísimo esfuerzo dependiendo del cansancio de tu mente.

Sin embargo, no te preocupes.

Vamos analizar algunos hábitos que hacemos inconscientemente, que al final hacen que nos sobrecarguemos de información y nos atrasemos.

Multitasking "Yo puedo hacer varias cosas a la vez"

Multitasking, la famosa palabra que muchos utilizan para decir que pueden hacer varias cosas a la vez. Desde hace muchos años el hecho de poder hacer varias cosas al mismo tiempo, ha sido bien visto y muchas veces hasta premiado. Sin embargo, es un mito. El “multitasking” no es más que la habilidad que tiene nuestro cerebro de cambiar de una tarea a otra.

De manera que, si estamos realizando algo específico y nos mandan un correo que tenemos que responder inmediatamente o un mensaje por Whatsapp o cualquier plataforma para chatear, forzamos el cerebro a concentrarse en algo completamente distinto a lo que se estaba haciendo. Una vez terminas tienes que volver a lo que estabas realizando anteriormente. Lo que te hace perder enfoque, tiempo, energía y productividad.

Rasgo de Déficit Atencional

Supongamos que estas súper concentrado haciendo un reporte y analizando información importante, cuando escuchas que te llega un correo, y vas a revisarlo. A los pocos segundos vibra tu teléfono anunciando el mismo correo. En ese momento que miraste tu teléfono, te diste cuenta que te escribieron varias personas y te pones a responder los mensajes de texto. Unos segundos después suena tu teléfono y es un colega tuyo preguntando si ya has visto el email.

En cuestión de minutos dejaste lo que estabas haciendo, revisaste tu bandeja de entrada, mandaste algunos mensajes de texto, y hablaste por teléfono. Y aún no has tenido tiempo para procesar lo que estaba escrito en el correo. Digamos, que te tomas el tiempo para responder el correo. ¿Cuánto tiempo te demora volver a concentrarte para continuar la tarea original?

El TDAH (Trastorno por Déficit Atencional Hiperactivo), es un trastorno neurológico que hace que sea extraordinariamente difícil para los niños el concentrarse en tareas, prestar atención, estarse quietos, y controlar el comportamiento impulsivo. Mientras que los rasgos de déficit atencional en adultos son productos del entorno que a través de los años se ha vuelto más demandante para nuestra mente.

Síntomas de Rasgos de Déficit Atencional en los Adultos:

  • La persona sufre varias crisis durante el día.
  • Se auto motivan durante el día diciéndose que simplemente tienen que soportarlo y hacer lo que sea necesario para cumplir con la cantidad de responsabilidad que tienen, aunque no puedan manejarlas como ellos desean.
  • Constantemente sienten un nivel de ansiedad, pánico y culpa.
  • Son personas que siempre están apuradas, desenfocadas y con una necesidad de terminar todo, lo más pronto posible, mientras que pretenden que todo está bien.

¿Cómo lidiar con la sobrecarga de información de manera exitosa?

  1. Omite: No consumas toda la información que recibes, sino que sáltate las cosas que no son tan importantes.
  2. Analiza: No respondas antes de tener toda la información clara. Esto puede llegar a crear malentendidos simplemente por no tener las cosas claras, de manera que terminarás perdiendo más tiempo.
  3. Filtra: Utiliza procesos automatizados que puedan filtrar información poco necesaria.
  4. Delega: No asumas toda la carga. Si tienes un equipo delega información específica a los miembros de tu team para que puedan ayudarte a procesarla.
  5. Pide Ayuda: Dar la responsabilidad a otra persona para que la analice.

En conclusión, es importante darnos cuenta cuando estamos asumiendo más de lo que podemos hacer, independientemente de la cantidad de responsabilidad que tenemos. Si nuestra mente no está tranquila y nuestro cuerpo cansado, será imposible rendir al cien por ciento. Cuida tu mente y respeta tu capacidad de procesar y crear.

Artículos relacionados