¡Conoce Cómo tu Oficina Desactualizada Te Está Costando Dinero!

21 noviembre 2017
Es un hecho que vivimos en tiempos modernos, donde todo evoluciona rápidamente y se actualiza constantemente. Poco a poco todo ha ido cambiando a ritmos exorbitantes. Desde cosas tan sencillas como la forma en la que se diseña nuestra ropa y calzado, hasta cosas más complejas como nuestros autos, electrodomésticos y tecnología.

Tu oficina no será la excepción a las actualizaciones y esto, además de dejarte atrás en las tendencias, te está costando dinero mes a mes. Conoce por qué en este artículo.


La pregunta es, ¿por qué en estos tiempos donde la mayoría de las personas tienen un Smartphone, todavía existen oficinas desactualizadas, ideales para ser la portada de una revista del 2003? Los tiempos han cambiado, y con ellos, la manera en que las personas quieren trabajar.

Las compañías solían tomar las decisiones respecto a su espacio físico dependiendo de la cantidad de personas que trabajan para ella. No obstante, con los avances tecnológicos esto caso ya no aplica para todos.

¿Cómo saber si tu oficina desactualizada te está costando dinero?

1. ESTÁS PAGANDO POR ESPACIO QUE NO NECESITAS

Esto no es lo mejor para decir cuando se forma parte del mercado de bienes raíces, sin embargo, es cierto. Muchas personas tienen décadas pagando y manteniendo un lugar que simplemente ya no se adecúa a las necesidades de la empresa.

Por ejemplo: Ahora que todos los archivos se pueden subir a una nube, no hay necesidad de tener que ir de archivador en archivador para conseguir un documento. Sólo basta con acceder a una página web, descargar lo que necesitas y listo. Menos espacio. Las computadoras ya no vienen con un CPU aparte. Hoy día se puede optar por usar laptops o desktops más livianas y cómodas.

Esto nos lleva a que te hagas la siguiente pregunta: ¿Qué tantas personas trabajan en tu oficina diariamente?

Trabajar desde casa o desde un café ya no es algo tan inusual. Con la llegada de los millennials en la fuerza laboral se ha visto un cambio considerable, puesto que hoy día muchas personas prefieren quedarse en casa y evitarse el traslado a una oficina, para hacer algo que podrían hacer perfectamente bien desde otro lugar.

¿Tienes colaboradores que trabajan remotamente? ¿Cuántos van a la oficina? ¿Estos colaboradores realmente necesitan un cubículo para cada uno? Estas son algunas preguntas que te puedes hacer cuando estés examinando el espacio de tu oficina.

Piensa dónde y cómo podrías ahorrar espacio. Tal vez puedas incluir áreas atractivas para que los colaboradores que pasan todo el día en la oficina se relajen y pasen un buen rato. Sólo para que tengas una idea de qué tanto han cambiado las cosas, hoy día los edificios inteligentes tienen sensores tanto de movimiento e inclusos térmicos, para saber que tanto se usa un área en específico y por cuanto tiempo. Siempre buscando una manera de optimizar el espacio.

2. ESTÁS PERDIENDO TALENTO BUENO Y TALENTO JOVEN

Como mencionamos en el punto anterior, desde que los millennials entraron completamente al mercado laboral las cosas han cambiado y con estos cambios, se han alzado los estándares para mantener la satisfacción laboral en general.

Hoy día las personas quieren un ambiente flexible, por ejemplo, con las laptops ya no es necesario estar anclado en una esquina mirando la misma pared hasta el final de los tiempos. Puedes rediseñar tu oficina para que sea un espacio de trabajo flexible que le ofrezca distintas opciones donde trabajar a los colaboradores. El poder moverse les hará sentir libertad y les permitirá manejar el estrés del día a día de una mejor manera.

Ahora, si tu oficina no permite esto, las posibilidades que retengas talento joven son bajas y ni hablar del buen talento. El que es bueno en lo que hace tiene la capacidad de darse el lujo de escoger donde quiere trabajar y si encuentran algo que le ofrezca los mismos beneficios que tú, pero su oficina es mejor, no dudarán en dejarte.

3. TU OFICINA SIMPLEMENTE NO ES HUMAN FRIENDLY



Una oficina que no es human friendly simplemente significa que no es agradable para los seres humanos. Estos son algunos factores:

  • Mala Decoración/Mal gusto.
  • Locación de difícil acceso.
  • No hay entrada de luz natural y se usa luz artificial. (Un foco blanco).
  • No hay ventanas.
  • Hay muebles viejos o rotos, o ambos.
  • El lugar está sucio o se ve poco higiénico.
  • No hay suficiente espacio para comer en la cocina o cafetería.
  • Tus colaboradores están rodeados de cajas o inventario.
  • Es excesivamente frío.
  • Es muy caliente.
  • La iluminación no crea un ambiente relajante.
  • A tus colaboradores les da asco ir al baño.
  • Los elevadores no funcionan o son demasiado lentos para transportar a las personas que trabajan en el edificio.
  • El color de las paredes es deprimente.
  • No hay donde sentarse además de los puestos de trabajo.

Los seres humanos necesitan sentirse bien para producir bien, si quieres que este sea tu caso debes ofrecerle a tu equipo un lugar donde se puedan sentir cómodos. Y la realidad es que, si tú no lo haces, otro lo hará y se los llevará.

Es mejor que tus colaboradores estén contigo porque realmente quieren estarlo, no porque no pueden darse el lujo de buscar un lugar mejor.

Si te sientes identificado con alguno de los puntos que mencionamos anteriormente, es momento de hacer un cambio, urgentemente. Y si te preguntas por qué, urgentemente, es porque tu oficina está reflejando la cultura, el estado y el ADN de tu empresa.

Para explicarlo un poco mejor, si tus colaboradores, clientes o la comunidad se da cuenta que tu empresa es un lugar que está a la vanguardia, le da la bienvenida al cambio y a la innovación, los demás van a ver esto también.

Actualizar tu oficina comunica un mensaje alto y claro de crecimiento. Da a conocer que sí te importa la imagen que refleja tu empresa y cómo impacta la vida de los que trabajan en y con ella diariamente.

Independientemente que decidas adoptar o pelear contra las nuevas tendencias que están surgiendo en el mundo laboral, es importante aprender de ellas para innovar y alcanzar el potencial máximo.

Si decides pelear con los cambios, está bien, pero acepta que tus empleados van a preferir trabajar en un lugar cómodo, agradable, bien iluminado, limpio y con acceso fácil. En vez de un cubículo en un cuarto oscuro, frío, sin ventanas y en un lugar que les queda muy lejos.

Este tipo de lugares son sombríos y perjudiciales para la moral y la salud mental de tus colaboradores. No incentivan el pensamiento, ni estimulan la creatividad. Elementos importantes a la hora de resolver problemas.

¿Necesitas ideas para actualizar tu oficina?
7 Oficinas De Startups Que Te Inspirarán A Crear Un Gran Espacio De Trabajo.

Artículos relacionados