Efecto Pigmalión: Cómo Mejorar la Productividad de su Equipo

31 agosto 2017
El poeta Ovidio escribió la historia de Pigmalión en su libro X (La metamorfosis).

Brevemente: Pigmalión era un escultor que decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear las estatuas más bellas con el propósito de representar a la mujer perfecta. Cuando finalizó la primera, la llamó Galatea, y al notar que la estatua era todo lo que el soñaba, se enamora de ella y la trata como si fuera una mujer real.

El mito continúa cuando la escultura cobra vida después de un sueño de Pigmalión, gracias a Afrodita, quien al ver el amor que éste sentía por la estatua, le convierte su deseo en realidad. Este suceso fue nombrado como el Efecto Pigmalión ya que superó lo que el esperaba de sí mismo y al creer que la estatua estaba viva esta llegó efectivamente a estarlo.

Dato Curioso: Este mito inspiró a George Bernard Shaw, a escribir la obra Pigmalión. La cual fue la inspiración de uno de los musicales más famosos de la historia, Mi bella Dama. Donde el profesor Henry Higgins intenta convertir a Eliza Doolittle, una joven sin educación, en una duquesa.

Durante la década del ’60 Robert Rosenthal y Lenore Jacobson, psicólogos, llevaron a cabo un estudio en California que cambió la manera en la que pensamos sobre las expectativas. Al finalizarlo, concluyeron lo siguiente: “Lo que una persona espera de otra, puede llegar a convertirse en una profecía autocumplida”. Es decir, el Efecto Pigmalión.

Sus descubrimientos se dieron cuando realizaron un examen de inteligencia a un grupo de alumnos. Al finalizar el examen y obtener los resultados, ellos comunicaron a los maestros los nombres de los estudiantes que sacaron excelentes puntajes. Según Rosenthal y Jacobson estos estudiantes serían capaces de tener más éxito al final del año que los otros. Sin embargo, esto no era cierto. Los estudiantes que supuestamente mostraron un “alto potencial” fueron escogidos al azar y cuando los hicieron tomar el examen nuevamente al final del año, estos sí sacaron los puntajes más altos.

¿Por Qué Sucedió Esto?


Por qué lo único que diferenciaba a los estudiantes de “alto potencial” de los otros, era las expectativas que sus maestros tenían de ellos en su mente. Este pensamiento hizo que los maestros adoptaran comportamientos completamente distintos con estos estudiantes. Rosenthal y otros han encontrado que el Efecto Pigmalión se da cuando las figuras de autoridad alzan las expectativas que tienen de ciertos individuos. Esto los lleva a actuar diferente, hacia sus aprendices, en cuatro maneras específicas:

  1. Crean un ambiente “socioemocional” más cálido para su aprendiz. Muchas veces haciendo gestos no verbales como asentir con la cabeza, sonreír o algo simple como tocarle el hombro.
  2. Le enseñan material más avanzado o con mayor grado de dificultad a aquellos quienes les parecen alumnos prometedores.
  3. Le dan más oportunidades para practicar y contribuir, incluyendo tiempo adicional para realizar una tarea o incluso responder preguntas.
  4. Ofrecen retroalimentación o feedback sobre la productividad de manera más detallada y personalizada en vez de decir “buen trabajo” solamente.

¿Cómo el Efecto Pigmalión lo beneficiará a usted y a su empresa?


Desde un punto de vista administrativo, el Efecto Pigmalión causa en las figuras de autoridad, los siguientes resultados:
  1. Alzar las expectativas del líder mejora su capacidad de liderazgo, lo cual ayuda a promover la productividad de sus colaboradores.
  2. Los líderes tendrán una visión más clara de las capacidades de sus colaboradores de manera que asignarán las tareas en proporción con sus expectativas, permitiendo así que el trabajo se realice efectivamente.
Probablemente usted notará que ciertos individuos dentro de su empresa sobresalen mucho más que otros. Ahora pregúntese si usted aplica, subconscientemente, el Efecto Pigmalión con estos colaboradores estrella. Notará que de alguna u otra manera sí lo hace. Ahora imagine tener la misma actitud con aquellos que aún no han mostrado todas sus capacidades.

Es importante recordar que todas las personas son distintas, de manera que algunas puede que necesiten un poco más de atención que otras para desarrollar todo su potencial. En estos casos, la etapa de retroalimentación de uno a uno, le ayudará a descubrir un poco más sobre ese colaborador específico y las razones de por qué el mismo aún no supera expectativas.

¿Cómo poner en marcha el Efecto Pigmalión en sus colaboradores?


  • Remueva las expectativas negativas sobre la productividad. Es imperativo iniciar con la premisa que todos sus colaboradores son capaces de hacer cualquier tarea con el apoyo y el liderazgo adecuado.
  • Abra paso a lo nuevo. Si hay historia de poca eficiencia con un colaborador específico, es mejor dejarla atrás y empezar de cero con estas personas. Permita que todas puedan encontrar su propósito y entender el peso de sus responsabilidades.
  • Establezca las expectativas correctas. Tener expectativas sobre los demás puede ser muy beneficioso para su empresa en general. Sin embargo, es crucial que las tareas que se asignen sean posibles de cumplir por esta persona. De otra forma, puede que la misma termine sintiéndose afectada, desmotivada e incapaz de continuar haciendo un buen trabajo.
  • Cree oportunidades de entrenamiento y aprendizaje. Si usted no puede o no tiene el tiempo suficiente para entrenar a un colaborador específico, no debe preocuparse. Si existe alguien que tenga una posición más senior o más experiencia con algunos temas específicos, asigne a esta persona como mentor y permita que los demás también tenga la oportunidad de colaborar y mejorar la productividad de la empresa. Nota: Es importante que los colaboradores sientan el apoyo hacia el crecimiento y el aprendizaje de manera que no se sientan aislados o culpables si se equivocan al iniciar sus nuevas tareas.
  • De retroalimentación frecuentemente. No olvide sus colaboradores estrella, aquellos que siempre han trabajado de la mano con usted cumpliendo e incluso superando sus expectativas, es importante hacerles saber que su esfuerzo se valora.
Los resultados del Efecto Pigmalión en sus colaboradores, dependerán de la manera en la que usted decida aproximarse a los mismos, asignar las tareas, elevar sus expectativas y tener las expectativas correctas.

Si este tema le parece interesante le recomendamos leer: ¿Cómo ganarte el respeto de tus colaboradores sin ser un tirano?

Artículos relacionados