Hábitos de los Líderes con Alta Inteligencia Emocional

9 octubre 2017
Pareciera que durante largo tiempo, la humanidad le ha otorgado mucha más importancia a la inteligencia lógico-matemática o académica que a la emocional, teniéndose en los principales centros de aprendizaje, como escuelas y universidades rigurosos sistemas para cultivarla, con la creencia de que estos son los conocimientos necesarios para tener éxito.

Sin embargo, esto no es completamente cierto ya que la realidad actual es distinta, siendo los principales líderes (aquellos que hacen que las cosas funcionen y mantienen relaciones profesionales y personales enriquecedoras, alcanzando un mayor bienestar psicológico y estabilidad), los que poseen alta inteligencia emocional. Al menos eso es lo que demuestran diversos estudios.
Para saber sobre la relación entre inteligencia emocional, estabilidad emocional y bienestar psicológico, leer este análisis de la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada.
Una buena noticia es que podemos incrementar nuestros niveles de inteligencia emocional, de la misma manera que ocurre con el coeficiente intelectual, por medio de la práctica de ciertos hábitos, ya que esta no es un atributo genético sino más bien una habilidad.

Y como toda habilidad, puede adquirirse o perfeccionarse a través de distintos hábitos; los hábitos de líderes con alta inteligencia emocional como lo son:
 

1. Capacidad de Alfabetización Emocional

Una persona emocionalmente inteligente sabrá identificar sus emociones, nombrándolas y entendiendo sus sentimientos, para así afrontar las situaciones de la vida asertivamente.
“Las emociones son productos químicos, una forma de neurotransmisor, que proporcionan datos sobre usted y otros; las emociones son un sistema de retroalimentación que proporciona información que impulsa el comportamiento y las decisiones”. Fuente: Six Seconds.
Uno de los principales errores que se cometen es intentar suprimir o ignorar las emociones que sentimos en lugar de aceptarlas y lidiar con ellas. Lo podemos evitar tomándonos el tiempo de hacer todo lo contrario, reconociendo nuestros sentimientos - lo que hará que su impacto disminuzca - clasificándolos y transformándolos en algo positivo.


Fuente: Adrian Silisque

Mejore su vocabulario emocional utilizando esta “Rueda de las Emociones” basada en la lista de emociones de Paul Ekman.

 

2. Capacidad para la Asertividad

Las personas emocionalmente inteligentes son empáticas, capaces de sentir o imaginarse en la posición de las personas que le rodean y simpatizar con ellas.

Esto lo logran por medio de la comunicación no verbal. Saben de gestos, posturas, tono de voz y otras características del lenguaje corporal, las cuales leen en otros y practican ellos mismos para comunicar el mensaje que desean con claridad, precisión y amabilidad.

Líderes asertivos son aquellos que saben hablarle a las personas (especialmente a sus colaboradores) como estos necesitan escucharle, más no como ellos - los líderes - necesitan hablar. Porque la consideración es la mejor forma de comunicación.

No obstante, así como toman en cuenta los sentimientos, pensamientos y emociones de las personas con las que se relacionan, igualmente son capaces de establecer sus límites y decir no más de una vez a situaciones que le afectan.



 

3. Capacidad de Transformación

Una de las principales diferencias que se pueden encontrar entre las personas emocionalmente inteligentes y aquellas que no lo son, es la práctica de la resiliencia.

La resiliencia es la habilidad de sobreponerse frente a las adversidades. Los verdaderos líderes practican una actitud optimista, siempre realista, sobre cómo manejar los retos en el ambiente laboral o entorno personal.

Deben ser capaces de adaptarse a los cambios como un camaleón, enfocándose en sus metas con una visión en el futuro y la voluntad o disposición para dejar los errores en el pasado, aprendiendo de ellos sin recriminaciones por haberlos cometido.
“Las personas exitosas y felices constantemente crecen y aprenden. Los fracasados creen que ya lo saben todo”. Fuente: “En Busca de la Felicidad”, Columbia Pictures (2006).
Desempeñar una actitud humilde ante los errores, una mentalidad abierta a diferentes alternativas para la resolución de problemas y otorgarse momentos de introspección para evaluar el escenario, sus emociones y recursos; son todos herramientas para desarrollar capacidad de transformación.

 

4. Capacidad de Mantenerse Motivado

Líderes son aquellos que evitan conversaciones negativas porque les gusta enfocarse en lo positivo de las situaciones y las personas que le rodean, que deben ser como ellos, positivos y creativos.

Ellos conocen el valor de su energía, por eso escogen cómo invertirla sabiamente.


Fuente: Full Perception

Lo que hacen las personas emocionalmente inteligentes para mantenerse motivadas, es decir, ejercer la motivación intrínseca, es mantenerse inspirados teniendo claras sus metas con estrategias realistas para conseguirlas, tener pasatiempos que le ayuden a crecer, pedir ayuda e involucrarse con su círculo de amistades y mentores, entre otros.



 

5. Curiosidad por la Vida y las Personas

Es la característica principal que engloba a las mencionadas anteriormente. Su mente es abierta, por lo que ansían nuevos puntos de vista, valorados aún más si son opuestos y tienen una sed de aprendizaje, que lo adquieren a través de la formulación de buenas preguntas a la gente adecuada, siguiendo a personalidades que le inspiran o canales de información que consideran valiosa y escuchando activamente a los que le rodean.

La segregación de la inteligencia emocional, no es recomendable ni tiene sentido. Somos criaturas emocionales, no máquinas. Los líderes toman control de sus emociones y están conscientes de sus sentimientos.

Si te ha parecido útil este contenido, te invitamos a darle un vistazo a nuestro artículo Razones por las que tus Gerentes Necesitan una Oficina Privada.

Artículos relacionados