¿Cómo Mejorar la Cultura Organizacional de tu Empresa?

7 noviembre 2017
La también llamada “cultura corporativa” es el conjunto de valores y comportamientos que construyen el ambiente general de una corporación, es decir, que incluye desde cómo se conduce el negocio, la manera cómo se trata a los colaboradores, compañeros de trabajo, socios y clientes, hasta cuán comprometido está el recurso humano hacia los objetivos de la compañía.

Que tu compañía no sea una de esas que no saben cómo, o peor aún no les interesa, definir su propia cultura organizacional.

Y justamente, antes de mejorar la cultura de tu empresa, lo que necesitas es definirla. Para ello puedes usar encuestas, entrevistas y la observación crítica. Todos estos enfocándose en los elementos que representan a la cultura como: lenguaje, la manera en que se toman decisiones, símbolos, historias y prácticas rutinarias.

Observando el comportamiento de tus colaboradores, entrevistándoles sobre sus puntos de vista en la manera de hacer las cosas y haciendo encuestas de opinión puedes conocer cómo piensan tus empleados, cómo luce para ellos su ambiente laboral y qué percepción tienen sobre los procesos de tu compañía.

TIP Para hacer una revisión efectiva de tu cultura corporativa actual pregúntate:
  • ¿Cómo están dispuestos los espacios?, ¿dónde están organizadas las oficinas?
  • ¿Cómo es la decoración?, ¿qué hay en las paredes?
  • ¿Qué se muestra en los escritorios o en otras áreas del edificio?
  • ¿Cómo se utilizan las áreas comunes?
  • ¿Qué se dice en las comunicaciones internas?, ¿cuál es el tono de los mensajes entre el equipo?
  • ¿Cómo son las interacciones jefe-colaborador versus entre compañeros de trabajo?


Lo siguiente es hacer tres listas con las conductas, principios o procesos que deben quedarse, los que deben irse y lo que falta.

Por ejemplo, algo que debe quedarse sería la orientación a los resultados y mejoramiento de procesos, algo que debe irse es la falta de comunicación entre un departamento y otro, algo que falta es la confección del flujo de procesos y herramientas electrónicas para facilitar el envío de archivos y la comunicación en general.

Ya conoces qué es y qué implica tener cultura organizacional en una compañía, pero ¿cómo aplicarla en tu negocio?

Establecer una cultura corporativa no es cosa sencilla, y mucho menos si estamos hablando de corregir conductas ya establecidas por mucho tiempo. No obstante, no todo está perdido, ya que existen una serie de herramientas y estrategias que puedes utilizar.

Según este artículo de Forbes, las herramientas para “cambiar mentes” son las siguientes:

  • Herramientas de liderazgo: Lo que se busca hacer con ellas es inspirar una conducta en los colaboradores y las personas que te rodean, para esto se necesita una visión clara y factible, uso de la persuasión y técnicas de conversación, la narración de experiencias o historias de éxito y fracaso y enseñar con el ejemplo.
  • Herramientas de Gerencia: Estas son la tradición o rituales (manera de hacer las cosas) y sistemas de medición, lo que se quiere con estas es colectar información y evaluar procesos, deben ser constantes y confiables.
  • Herramientas de Intimidación: Aquí incluimos las sanciones, advertencias, órdenes y coerción. Y se comparten algunas técnicas que también pueden servir en las herramientas de gerencia como, definición de roles, sistemas de control, procedimientos de operaciones, incentivos, promoción, entrenamientos, contrataciones y despidos.
IMPORTANTE: Ningún tipo de herramienta es más importante que otra. El uso de cada una depende de la situación que esté manejando en su empresa, solamente recuerde NO empezar ningún cambio organizacional con las herramientas de intimidación o poder, menos si no tiene claro las metas y visiones del negocio, y mucho menos si tiene un estilo de liderazgo de “Macho Alfa”.
A partir del uso de estas herramientas es que cambiarás la cultura organizacional de tu empresa, por medio de estos 8 principios:

1. Trabaja con y dentro las situaciones actuales de tu cultura.
2. Cambia comportamientos y modos de pensar.
3. Enfócate en comportamientos críticos.
4. Despliega a los auténticos líderes (los informales).
5. No olvides o dejes rezagados a tus líderes formales.
6. Enlaza comportamientos con objetivos del negocio.
7. Demuestra impacto rápidamente.
8. Administra activamente tu situación cultural a lo largo del tiempo.

Fuente: Strategy Business

La cultura corporativa es el centro de tu negocio, lo que enlazará a tu recurso humano, unificando diferentes caracteres y conocimientos previos hacia metas en común, formándose un sano ambiente laboral, y facilitando el cumplimiento de objetivos.

Es hora que observes y evalúes tu cultura organizacional. Y si no te gusta lo que ves, ya estás preparado para ser un agente de cambio en tu compañía.

Artículo Sugerido
Miedo vs. Respeto: ¿Cómo Influencia a tus Empleados sin Intimidarlos?

Artículos relacionados