No hay nada más Concreto que el Concreto

26 junio 2015
Muchas veces nos preguntamos dónde colocar nuestros ahorros, dado que estamos dispuestos a realizar alguna inversión que nos otorgue beneficios, pero que al mismo tiempo no nos genere grandes riesgos. Alguna vez alguien dijo “no hay nada más concreto que el concreto”; y esto nos lleva a pensar directamente en inversiones en bienes raíces, pues los bienes inmuebles suelen tener plusvalía con el correr del tiempo y a la vez podemos palpar nuestra inversión, la podemos ver, y no es tan volátil como por ejemplo la bolsa de valores.

La pregunta es ¿cualquier inversión en bienes raíces será fructífera? Lógicamente es importante hacer un estudio de mercado por medio del cual podamos entender cuál es el precio que debemos pagar, cuál es la mejor localización y qué podemos esperar de nuestra inversión.

Algunos de los puntos a considerar en este recorrido:
- Contar con historial de crédito sano que nos permita obtener una hipoteca para esta compra.
- Entender cuáles son los precios de mercado y su historial de crecidas y decaídas.
- Estudiar el mercado y determinar el valor aproximado de renta.
- Evaluar todos los costos que conlleva la manutención de la propiedad, como impuestos y cuotas de mantenimiento.
- Analizar la localización y determinar si es un sector en crecimiento, con potencial de crecer o ya desarrollado en su totalidad.   Esto nos ayudará a generar nuestras propias expectativas.
- Estar listos en caso que la unidad no sea alquilada en uno o más meses del año, si fuera el caso, los gastos de mantenimiento, impositivos y cuotas de hipotecas deben ser cubiertos de todas formas.

En Panamá contamos con la gran ventaja de los créditos hipotecarios, los cuales no necesariamente existen en todos los países de la región y mucho menos, con tasas de interés tan acomodadas y estables como las de nuestro país. El hecho de poder adquirir una propiedad con sólo un 10 ó 15% de abono inicial es algo formidable, pues abre enormemente el abanico de los que pueden acceder al sueño de la casa propia.

Dado los bajos impuestos existentes en Panamá y las exoneraciones para nuevos inmuebles, uno puede esperar un retorno más que interesante, en alguno de los casos hasta el 9% anual sobre el valor de la propiedad sólo en renta y si a eso le sumamos la valorización sobre la inflación entendemos el porqué del “no hay nada más concreto que el concreto”.

Jonathan Stolarz
Director Residencial Costa Linda

Artículos relacionados