Tus Colaboradores Deberían Innovar, ¿Sabes Cómo Fomentar su Creatividad?

23 octubre 2017

Para alcanzar el éxito y reconocimiento profesional es vital que pensemos “fuera de la caja” y estemos dispuestos a enfrentar el cambio, es decir, que comprendamos que la creatividad y la resolución creativa de problemas son habilidades de liderazgo imprescindibles en los tiempos que vivimos.

Esta no es una afirmación vacía sino una realidad sustentada por varios estudios y aportes de líderes empresariales alrededor del mundo, siendo uno de los más recientes un estudio financiado por la Organización Holandesa para la Investigación Científica (conocida como NWO, por sus siglas en inglés).
¿Sabías que? Para el año 2020 se estima que la creatividad será la tercera habilidad más importante en el ambiente laboral, subiendo 7 puestos en el conteo, pasando del puesto 10 en el 2015. Fuente: Ideatovalue.

En otras palabras, por la importancia de esta habilidad deberías empezar a fomentar la creatividad dentro de tu equipo de trabajo.

La creatividad puede ocurrir por casualidad, casi de manera innata, pero también como la evolución, la creatividad puede ser guiada deliberadamente a través de la motivación de una persona con el manejo de cuatro variables:

  • CONOCIMIENTO. No es necesario tener un alto perfil académico para ser creativo (producir ideas) y para luego innovar (cambiar las cosas, haciéndolas mejores), pero mientras más cosas conozcas tienes más material con el que trabajar, más oportunidades para crear.
  • IMAGINACIÓN. Es el momento eureka, cuando unes los rompecabezas de ideas en tu mente y generas un nuevo concepto, tema o proceso.
  • EVALUACIÓN. Necesario para determinar si la idea es aplicable, tiene potencial o debe ser descartada.
  • ACTITUD. Uno de los elementos más importantes, de esta depende que tu capacidad de creación se lleve a cabo.
Dos de las cinco habilidades que se necesitarán para coseguir empleo en el 2030 están relacionadas con la creatividad, siendo estas la originalidad y fluidez de ideas. Las otras habilidades que se requerirán serán el aprendizaje activo, manejo de estrategias de aprendizaje y el juicio y toma de decisiones. Fuente: Technology Review.

Como dice Adam Grant en su TED Talk “Los sorprendentes hábitos de pensadores originales”, para ser más originales, debemos generar más ideas.

Para esto puedes emplear distintas estrategias, como:

1. Expande tu base de conocimientos

La innovación es basada en el conocimiento, ya que no puedes mejorar procesos o tener ideas desde cero sino te mantienes informado de lo que ya existe y lo que otras personas están creando.

Hay muchas cosas que puedes hacer para ampliar tu conocimiento general sobre las cosas que ocurren en el momento – y que al final te ayudarán a desarrollar ideas – como por ejemplo:

  • Suscribirte a newsletters con temas de la industria en la que que te desempeñes.
  • Seguir cuentas de medios digitales de noticias y curiosidades.
  • Ver documentales, videos, escuchar podcasts y leer cosas que normalmente no lees como ciencias, física, historia, música y cine.
  • Interactuar con personas de diferentes profesiones, estilos de vida y creencias.
  • Tener nuevas experiencias.

2. Dile no al agotamiento mental y haz de la incubación de ideas tu mejor arma

Es más sencillo salir con nuevas ideas cuando no estamos trabajando activamente en generarlas sino que las tenemos “incubando” en nuestra mente mientras hacemos otras tareas como ocuparnos de otros proyectos, ejerciendo actividades manuales como dibujar y garabatear palabras claves o tomando una corta caminata y haciendo dinámicas de respiración.

3. Aprecia todas las ideas y evita juicios de valor

Todas las ideas son buenas aunque no sean aplicables y tengas más desventajas que ventajas, ¿sabes por qué? Porque si bien no se utilicen significan que tu cerebro está ocupado generando contenido. Es importante que al hacer sesiones de “lluvia de ideas” o tener una reunión one-on-one con tu equipo dejes claro que todas las ideas serán bienvenidas, des un feedback asertivo (directo, amable y sincero) sobre la calidad de las ideas y, en general, mejores el ambiente laboral facilitandole a tus colaboradores la generación e implementación de ideas (sin procesos o requisitos extensos).
¿Cuándo fue la última vez que escuchaste “Primavera” de “Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi? De acuerdo con el mismo estudio de la NWO, las personas que escuchan música feliz fueron más creativas en comparación con aquellas que escuchaban otros tipos de música – o ninguna música en absoluto. Puedes evaluar si para el tipo de trabajo que tu y tus colaboradores realizan se permite escuchar música, tener tiempos intermedios para ver videos o hacer una reunión semanal para que una persona comparta un tema que agregue valor al equipo y promover así la incubación de ideas y sano ambiente. Fuente: Minnpost.com

Ocúpate de trabajar junto con tu equipo estas estrategias y ten siempre presente aquel dicho de Picasso que dice: “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

Si te ha gustado este artículo, aquí te dejamos otras lecturas que pueden interesarte:

Artículos relacionados